lunes, 15 de agosto de 2016

A Eslovaquia la mandaron a la "friend zone".

A ESLOVAQUIA LA MANDARON A LA "FRIEND ZONE".


Claro está que Eslovaquia no forma parte de los destinos más afamados de Europa cuando se trata de hacer turismo, de hecho a los ojos de la visión post moderna del “este - oeste” y “norte - sur”, Eslovaquia es un país del sureste de Europa no tan “desarrollado” como lo es el norte o el oeste. Actualmente es destino universitario, de segunda opción, de estudiantes de países aún más al este de Europa quienes quieren una mejor educación pero que no la pueden costear en Europa central en naciones tales como Alemania, Francia o Bélgica; por otro lado es destino turístico de personas de la tercera edad en busca de un verano más cálido o de estudiantes de intercambio con el fin de salir de fiesta a un precio más bajo, aunque Budapest en Hungría es la primera opción para fiestas económicas.

Pareciera que Eslovaquia es la segunda opción de todos aquellos que no pueden costear algo mejor, en pocas palabras la mandaron a la “friend zone”, de hecho me incluyo, mi plan era llegar a Viena, Austria, pero me resulto más económico volar a Bratislava que tomar un bus hasta Viena, al andar sin afán y en plan de tomarme el tiempo que sea necesario en mi paso por Europa, decidí pasar unos días en Eslovaquia solo porque quería ver que tal era Bratislava.

Mi primera impresión al llegar al aeropuerto fue bastante agradable, un aeropuerto con instalaciones modernas, de hecho mejor que las de Berlín, luego me enteré que estaba recién renovado, entonces mi comparación con los deteriorados aeropuertos de la post guerra en Berlín no tenía validez; del idioma no cogía ni terminales, por suerte la persona que me iba a hospedar ya me había dado las indicaciones de cómo proceder para tomar el transporte público a la ciudad.

Tan pronto dejamos el aeropuerto me sentí como en casa, Bratislava es ni más ni menos que como estar andando por las calles de Bogotá o de Cali, como buena capital, el ritmo apurado de la gente no se hace esperar, el trafico un poco caótico y edificaciones recientes erigidas luego de la segunda guerra mundial; para ser honesto esta sensación de desorden fue agradable para mí, personalmente soy fan de las pequeñas imperfecciones cuando de paisajes urbanos se trata, es bastante aburrido remitirse a esas villas alemanas en las que nada pasa por las calles, con casas de fachadas impecables y no hay ni siquiera un papel en el piso, lo único son las liebres y venados corriendo por las zonas verdes.

En una ciudad me gusta ver, además de belleza arquitectónica, un poco de caos y desorden, quizás por eso mi amor a Berlín, dichos rasgos son causados por la gente y la gente significa vida, movimiento, expresión, para eso están hechas las ciudades para estar habitadas por personas, para ver sonrisas, gritos, y caos en las calles, el desorden, la ira, la risa, la felicidad o la impaciencia son aspectos cotidianos los cuales nos muestran que estamos vivos, enseñan como por nuestras mentes pasan todo tipo de pensamientos con el fin de reaccionar ante cada situación.


Eslovaquia me sacó de la monótona perfección de la pequeña ciudad alemana donde vivo, me puso de nuevo los pies en la tierra para recordar que día a día hay personas en las calles en dirección a sus diferentes tareas como maestros, ejecutivos, estudiantes, meseros, barrenderos, gerentes o vendedores ambulantes, todos con una historia detrás, con familias por alimentar, relaciones por las cuales luchar o hijos que sacar adelante, cada uno lidiando con su propia carga o su propio demonio, como me lo dice mi consciencia todo el tiempo: “tantas personas y tantas historias”.

sábado, 21 de mayo de 2016

Me enamoré en Roma y Milán me puso nostálgico.

Me enamoré en Roma y Milán me puso nostálgico.


Visitar Italia probablemente era uno de mis deseos desde hace no sé cuánto tiempo, de hecho me he puesto a pensar en cómo fue que llegué a saber de tantas partes del mundo a tan corta edad, desde pequeño le hablaba a mi madre de los muchos lugares que quería visitar, quizás esto se deba a los productos televisivos vistos durante mi infancia, fui criado con todas las series, películas, libros, juguetes, peluches, etc de Disney y aunque a mis cortos 6 años de edad visité Disney World por primera vez, conocer a Mickey Mouse y el castillo mostrado al inicio de todas las películas no fue suficiente, yo sabía que Los Aristogatos eran de Francia, La Dama y el Vagabundo de Italia, Hércules de Grecia, La Sirenita de Dinamarca, El Rey León de África, Kuzco el Emperador de Perú e incluso que Lizzie McGuire había dado un concierto en el legendario Coliseo Romano, además vengo de una familia de tradición católica, por lo tanto mi primera parada en Italia tenía que ser Roma.

Hasta el momento solo hay dos lugares en el mundo que me aceleran el corazón cuando el avión va a aterrizar, en primera instancia el pequeño y ya algo deteriorado, pero para mí lindo, acogedor y amado, aeropuerto de mi ciudad natal y el Aeropuerto Internacional de Miami, lugar donde vive el resto de mi familia, algo así como un muy relativo “segundo hogar” para mí, por lo tanto los aterrizajes en otros aeropuertos los veo como algo de rutina. Cuando al avión se aproximaba hacia el Aeropuerto Ciampino de Roma, estaba adormilado porque había sido un viaje de inicio al amanecer, pero cuando por la ventana del avión vi el Coliseo, el vaticano, las puertas y ruinas del antiguo Imperio Romano, mi corazón se aceleró y me acordé de mis fervorosos, tradicionales y católicos abuelos y todas sus enseñanzas sobre la Basílica de San Pedro y Ciudad del Vaticano, claro que también me acordé de La Dama y el Vagabundo y el concierto de Lizzie McGuire.

Me enamoré en Roma, me enamoré de esta ciudad, al final del día me dolían los pies de caminar desde las 8:00hrs hasta las 20:00hrs por sus calles, pero el cansancio valía la pena porque es un placer caminar por lo que fue el centro del mundo antiguo, encontrarme una iglesia, que se tardaron hasta 6 siglos en ser terminadas, cada 5-7 cuadras y comer su deliciosa comida en los restaurantes disponibles en cada esquina. Buscar algo para hacer en Roma era bastante sencillo, tomaba mi iPhone y abría Google Maps para ver los sitios arqueológicos, museos, parques y buenos restaurantes, incluso no tan costosos como esperaba que fueran; comer una auténtica pizza italiana con salami y jamones añejados o la pasta con quesos fuertes y fermentados, tomar buen vino con unos buenos crepes, fueron mis pequeños “lujos” al estar en Roma, definitivamente lo valían teniendo en cuenta mis esfuerzos por ahorrar al máximo cuando viajo, haciéndolo en clase económica, aerolíneas de bajo costo y quedándome en hospedajes baratos con el fin de poder disfrutar una buena comida, la cual no es necesariamente costosa o en un restaurante de lujo, pero cuando se tiene presupuesto de estudiante universitario se debe procurar cuidar cada euro.



El Coliseo, la Fuente de Trevi, el Panteón, el Vaticano, la Capilla Sixtina, el Palatino, Plaza Navona, Plaza Venecia y el Foro Imperial, por mencionar solo algunos, hacen de esta ciudad absolutamente de ensueño, enamorarse de ella una y otra vez, fue algo que me pasó todos los días, quizás para contar mi experiencia completa en Roma necesitaría más bien un video con fotos, clips de la ciudad y yo relatando impresionado mis días en la capital italiana, pero la verdad es que no pienso incursionar en el mundo de los YouTubers, suficiente caos se tuvo por parte de ellos y sus fans en la pasada edición de la Feria del Libro de Bogotá.

Para el día que deje Roma ya me encontraba pensando cuando volver, su deliciosa comida e impecable arquitectura por solo 4 días no fue suficiente para mí, pero mis días en Milán estaban próximos a comenzar y un tren en Roma Termini me esperaba con destino a la capital italiana de la moda; viajar en uno de los trenes de la compañía Italo Train fue la forma más económica que encontré de llegar a Milán, con bastante estilo porque aunque no viajé en primera clase, estos trenes de 400km/h son en definitiva mucho más “fancy” que el subterráneo de Berlín, de hecho mi suerte de viajero, que siempre me acompaña, me permitió tomar una buena promoción, un tiquete de 75 euros lo compré en 29 euros, quizás como dicen las “it girls” de mi ciudad natal: “bendecido y afortunado”.

Milán es una ciudad de contrastes, lujosa, imponente, dramática y te deja con la boca abierta, no tanto como lo hace Roma pero también sorprende, es bastante renacentista, no es para menos, es la cuna del renacimiento, a la vez gótica, el Duomo es el mejor ejemplo de ello; lo interesante de esta ciudad que la hace diferente a otras metrópolis europeas donde predomina la arquitectura de los ya mencionados estilos, es que el lujo, la moda, la cultura pop y los hombres bien vestidos, incluso mejor que las mismas mujeres, inundan las calles de esta antigua ciudad donde Leonardo Da Vinci llevo a cabo la mayoría de sus proyectos, los tiempos modernos se han apoderado de ella y junto con Paris y Londres, está en el top 10 del ranking de los destinos turísticos de Europa más visitados y costosos.



A pesar de ser caótica por estar invadida por turistas, cosa que no le cae muy en gracia a los milaneses, esta ciudad tiene su encanto, sentarse en la Plaza del Duomo a comer un auténtico gelato y admirar la iglesia que tardaron 600 años para construirla, donde Leonardo Da Vinci participó como arquitecto, no es un hábito de la cotidianidad, apreciar desde adentro la majestuosidad de la catedral y perderse en los detalles de semejante obra arquitectónica valen el viaje hasta allí. Por otro lado el barrio Navigli es hoy uno de los hotspots de Milan, ahí Da Vinci construyó un sistema de canales los cuales son completamente navegables y los usó para llevar a cabo todos sus experimentos hidráulicos, hoy son un conjunto de bares y buenos restaurantes donde funciona el famoso happy hour italiano, a diferencia de los happy hour alrededor del mundo, en Italia durante estas horas los cocteles se pagan un poco más costosos pero se tiene acceso a una barra de comida ilimitada. ¡Navigli es la nueva Venecia!

Las actividades por realizar en Milán se pueden abordar en 2 días, máximo 3, a menos que se tenga un presupuesto de 500.000 euros para una semana de compras en VALENTINO, Gucci, Armani, VERSACE, Prada, FENDI, Giambattista Valli, Bottega Veneta y todas las casas de moda italiana, las francesas también están presentes, tales como GIVENCHY, Chanel, CELINE, Dior, Balenciaga, Louis Vuitton, Yves Saint Laurent, etc. De igual forma es un lugar encantador en la primavera, donde los parques están llenos de parejas de enamorados o de familias felices jugando con sus hijos y perros, me empezó a invadir la nostalgia cuando vi estas escenas y comencé a extrañar a mis seres queridos, porque cuando se viaja solo por Europa y todos sus destinos bohemios se da lugar a un millón de pensamientos y reflexiones diarias, fue entonces cuando  me di cuenta que era tiempo de regresar a Alemania y ocuparme de mis asuntos en la universidad porque ¡Milán me puso nostálgico!. No olviden seguirme en Instagram para estar enterados de futuras publicaciones: @arteagadfc

FOTOGRAFÍAS PROPIAS.

lunes, 2 de mayo de 2016

República Checa.

República Checa.


Sin lugar a duda Praga es una de las ciudades más emblemáticas de Europa, recibe millones de turistas al año y se ha consolidado como una de las 20 ciudades más visitadas del mundo, esto le atribuye también características de una ciudad global donde se albergan personas provenientes de todas las nacionalidades no solo por turismo sino también por estudios y trabajo; al ser uno de los destinos turísticos más famosos de Europa, ha llegado a igualar en cantidad de visitantes a ciudades como Berlín, Atenas y la  mismísima Roma. 

Mi paso por este país no era simplemente de turismo, planeaba visitar a un viejo amigo del colegio quien se encuentra viviendo actualmente a una hora de la capital, en la ciudad de Podebrady, un lugar encantador donde la buena comida esta a la orden del día, es uno más de esos pequeños pero modernos poblados que caracterizan a Europa; de igual forma una visita a Kutna Hora para conocer la catedral de Santa Bárbara y el Osario de Sedlec, el cual figura entre los 1000 lugares por visitar en el mundo, era otra parada obligada dentro de mi recorrido en República Checa. 

Cuando se llega a la estación central de Praga, es posible caminar todo el downtown debido a las relativamente cortas distancias entre cada sitio icónico de la ciudad, aproximadamente entre 15 y 20 minutos a pie de un punto al otro y 30 minutos para el castillo de Praga; dentro del centro de la ciudad están erigidas maravillas de la arquitectura gótica, aunque una que otra edificación sufrió un proceso de hibridación barroca debido a las restauraciones hechas a lo largo de la historia de Praga.



El museo y teatro nacional, junto con las puertas de la ciudad antigua y el reloj astronómico, son la antesala perfecta al puente de Carlos y el castillo de la ciudad; el reloj astronómico es una demostración de la ingeniería medieval, tiene más de 600 años de antigüedad y es el último de su tipo en el mundo; en él lograron integrar 3 componentes bastante peculiares para un solo reloj, en primera instancia el cuadrante astronómico muestra las posiciones del sol y de la luna durante las 24 horas del día, posteriormente hay un mecanismo por el cual se muestran figuras de los 12 apóstoles cada que el reloj da la hora exacta y finalmente un calendario circular que representa los doce meses del año.



El Puente de Carlos está construido sobre el río Moldava, dirige al castillo de Praga y por su pasarela se encuentran estatuas religiosas, incluso la del sacerdote que el mismo rey Carlos mando a colgar del puente por no contarle los secretos, sabidos bajo el sacramento católico de la confesión, de su esposa la reina.


Fotografía por: @jumavegi


De camino por la ciudad antigua, en cada esquina se pueden encontrar puestos de venta del famoso Trdelnik, un pastel cónico y hueco en su centro, aromatizado con canela y horneado con el calor que desprenden las brazas especiales para la cocción de dicho pastel, mientras este rota sobre si mismo en unos pinchos de madera; es típico de los mercados callejeros de Praga y en sus versiones más actuales se ofrece con nutella, helado, fresas y crema chantilly.




Fotografía por: @jumavegi

Recorriendo la ciudad se encuentran las extravagantes y polémicas obras del artista David Cerny, el cual se tomó a Praga con sus esculturas causando bastante discordia al principio, incluso le costó unos días en la cárcel por pintar de rosa el estanque más emblemático de la ciudad; hoy en día la cuota de arte moderno en la ciudad corre por parte de las diferentes expresiones de arte plástica de dicho artista, son parte de los hotspots de esta ciudad antigua caracterizada por estar envuelta en un ambiente donde predomina el clasicismo y el gótico; también en Praga es posible encontrar la calle más estrecha del mundo la cual conduce a un restaurante con vista al rio Moldava y el Puente de Carlos.

Orbras de David Cerny:

Cabeza de Franz Kafka:


La obra original de esta pieza muestra al héroe nacional Wenceslao sobre su caballo, esta es la versión de Cerny:


En el castillo se encuentra la catedral de San Vitus la cual tomo 585 años para estar terminada, el estilo gótico y monocromático de esta catedral contrasta armónicamente con los coloridos jardines que la rodean, los cuales tienen balcones que brindan excelentes vistas hacia la ciudad, el rió y el puente de Carlos; descendiendo por los jardines del castillo es posible llegar a el parque del senado de República Checa, donde residen una comunidad de pavos reales, quienes comparten con los turistas la belleza escénica de su "casa" y se trepan en los arboles exhibiendo su colorido plumaje.



Fotografía por: @jumavegi

De regreso a Podrebrady era hora de probar la gastronomía local, el mejor restaurante de la ciudad está ubicado a un costado del parque central y aunque es el más costoso de dicha localidad, los precios debido al cambio de moneda entre Euros y Coronas Checas son bastante razonables; los platos varían entre desayunos, ensaladas, platos fuertes y postres, rondan entre las 150 y 200 Coronas Checas, lo cual son unos 5,55 y 7,40 Euros; mi cena de la primera noche fue conejo cocinado en cerveza negra con puré de papa y champiñones silvestres, al día siguiente el desayuno ensalada de frutas con yugurt orgánico y granola, la cena fue la mejor ensalada Cesar que he probado en mi vida; por otro lado el almuerzo, no en Podebrady sino a las afueras del catedral de Santa Barbara, fue venado con pancakes de papa.


Parque principal de Podebrady:



Conejo cocinado en cerveza negra con puré de papa y champiñones silvestres:


Venado con pancakes de papa:

En la ciudad de Kunat Hora visité el Osario de Sedlec es una capilla católica perteneciente a un cementerio donde se enterraban antiguamente las familias adineradas y personas importantes de la zona, de hecho son dos construcciones donde en la parte superior es una pequeña capilla común y corriente, la cual esta en remodelación porque se está hundiendo, en la parte inferior se encuentra la gran atracción del cementerio, es un osario donde han sido puestos los huesos de mas de 40.000 personas, pero no han sido puestos de cualquier forma, fueron colocados de forma ornamental creando lamparas, cáliz, decoraciones en el techo e incluso un escudo, todo absolutamente hecho de huesos humanos.







Otro lugar digno de resaltar en esta ciudad y de República Checa en general, es la catedral de Santa Bárbara, de estilo gótico y con obras de arte que datan desde el año 1300, la catedral es un espectáculo para la vista y los amantes del arte, los frescos en sus paredes plasman las temáticas de épocas pasadas e inmortalizan a los mecenas de aquellos tiempos quienes eran familias de la zona; por otro lado, los vitrales están intactos, los trabajos de restauración realizados a lo largo del tiempo en la catedral se han hecho con tal delicadeza que parecieran haber sido pintados la semana pasada. 

Esta catedral es un ejemplo de hibridación barroco-gótica de algunos lugares en República Checa, se manejan los colores dorados junto con los cafés oscuros y negros del barroco, al igual que decoraciones arbóreas, pero por otro lado las naves alargadas y las altas cúpulas, junto con las afiladas puntas de las torres exteriores, dejan ver a flor de piel los rasgos góticos de este lugar; a las afueras de la catedral hay un museo de arte moderno, nuevamente se percibe como lo moderno y lo antiguo van de la mano en República Checa.

Vista exterior frontal, catedral de Santa Bárbara:


Vista exterior lateral, catedral de Santa Bárbara:



Fresco catedral de Santa Bárbara:


Altar en una de las capillas, estilo barroco:


Vitrales catedral de Santa Bárbara:


República Checa es un país en el cual sus sitios históricos han sabido crear contrastes entre lo antiguo y lo moderno, lo cual ha atraido a millones de turistas durante decadas, tal es mi caso, aunque en esto de conocer de arte soy un amateur, soy un fiel seguidor de las tendencias antiguas, pero a la vez me agrada ver como el arte moderno esta abriendo su espacio en la historia artisica mundial actual, aunque me pierdo en un vitral y un fresco del siglo XIII, me asombra la incorporacion de la tecnología en obras actuales del arte moderno, esto aspecto se puede ver en cada esquina en Praga, Podebrady y Kunat Hora, es quizas esta la esencia de República Checa, un país que conserva su historia y riqueza arquitectónica, pero se abre a las nuevas tendencias artísticas globales.

Quienes esten interesados en ver más fotografías de Praga, les recomiendo seguir a mi amigo: @jumavegino olviden seguirme en Instagram para estar enterados de futuras publiaciones: @arteagadfc

Balcones en los jardines del palacio, vista panorámica de Praga:

Fotografía por: @jumavegi

Fotografías propias y por @jumavegi.

viernes, 22 de abril de 2016

Dortmund + BVB + Düsseldorf.

Dortmund + BVB + Düsseldorf.

Asistir a un partido de la Bundesliga, puede ser una de las "once in a lifetime experience" que se debe aprovechar, mi travesía el pasado fin de semana empezó desde el otro extremo de Alemania: Cottbus, ciudad en la que me encuentro actualmente estudiando, donde tomé un tren hacía Berlín, luego metro a Tegel, uno de sus dos aeropuertos. Finalmente volé a Düsseldorf, fue en esta ciudad donde comenzó esta aventura de fin de semana, horas más tarde tomé otro tren a Dortmund.

La finalidad de viajar a Dortmund era principalmente encontrarme con un viejo amigo el cual conocí en 2013 en Rio de Janeiro, siendo él un fanático de nacimiento del Borussia Dortmund, por ser el equipo de su región natal, mi estadía en Dortmund tendría una visita obligada al monumental estadio Signal Luna Park, pero antes de mi llegada a dicha ciudad, hice una parada en Düsseldorf; ¿el objetivo principal?, visitar la imponente Rheinturm para divisar toda la ciudad.


Düsseldorf y Rheinturm:





Por comentarios de los mismos alemanes había escuchado acerca del alto poder adquisitivo de los habitantes de Düsseldorf y que de este extremo de Alemania es donde se maneja gran parte del dinero de la nación; efectivamente al aterrizar en Düsseldorf lo pude notar, al menos para mi primera impresión de viajero, fue algo muy diferente a lo acostumbrado a ver en el pequeño Cottbus o en la gran capital Berlín. La zona en donde se ubica la Rheinturm, es en parte un distrito financiero, comparable con el downtown de Miami y su Financial District o quizás como una versión a mediana escala de Wall Street. 

Las zonas residenciales visibles durante mi visita las asemejo con Manhattan, donde edificaciones antiguas se mezclan con cafés, bares y restaurantes con las ofertas gastronómicas actuales y exclusivas, pero sin dejar a un lado las comidas locales, tradicionales y urbanas. De hecho, al igual que en Mahattan, en Düsseldorf, a lo largo del bulevar Konigsallee se encuentran ubicadas sucursales de las principales casas de moda como Louis Vuitton, PRADA, Gucci, ARMANI e incluso una lujosa tienda de la exquisita casa CHANEL; por su puesto, la cuota local viene de la mano de la casa de marroquinería alemana MCM.

Después de pasar el día en Düsseldorf, continué con mi viaje hacia Dortmund, las estaciones centrales de ambas ciudades eran algo caótico, cientos de personas caminando en todas las direcciones, bastante rápido y con el afán de llegar a su tren a punto de salir. Espacio no muy ameno para un viajero como yo, el cual viaja con tranquilidad y tomándose su tiempo para leer los letreros con el fin de ubicarse correctamente en las plataformas de salida y trenes indicados, tal vez mi lentitud de extranjero perdido fue lo que me llevo a chocarme en repetidas ocasiones con afanados alemanes. 

¿Primera impresión de Dortmund?, una ciudad intermedia, bonita y donde predomina la arquitectura moderna. Se pueden ver muchos jóvenes, los cuales siguen las tendencias del mercado y realizan compras frecuentemente, esto lo pude inferir por la cantidad de personas cargando bolsas al salir del mall cercano a la estación central, era tanta la cantidad de personas con bolsas de shopping que me causó curiosidad y pregunte a mi amigo si era temporada de descuentos, en su respuesta lo manifestó como un acto normal en Dortmund durante los fines de semana de los jóvenes que pueden pagarlo.

Caminando por el downtown de Dortmund, a las afueras de donde se ubica la estación central y las calles por donde se sitúa el mall y diferentes tiendas, pasé por la calle que se hizo tendencia hace unos días al ser el lugar donde hinchas del Liverpool y el Borussia Dortmund se reunieron a cantar "You'll Never Walk Alone" después de la descalificación del BVB en la Europa League.


Calle donde los fans de Liverpool y BVB cantaron juntos:



Al día siguiente en la ciudad solo se respiraba fútbol, los trenes estaban llenos de amarillo y negro, los ríos de gente caminando al estadio daban ese aire de festividad a la ciudad. El majestuoso Signal Luna Park es un espectáculo arquitectónico de la escena del deporte, los asistentes a dicho evento se comportaban a la altura de esta maravilla de la arquitectura moderna. Aunque en Alemania también hay riñas entre hinchas, tales infortunios son bastante escasos, el ambiente de respeto y tolerancia prevalecen en la mayoría de los encuentros del BVB, por algo han sido catalogados como una de las hinchadas más fieles y bien portadas. 

La famosa Südtribüne donde se ubican los hinchas más apasionados y quizás "pesados" es un sitio donde antes que nada se apoya al equipo y se disfruta del espectáculo deportivo, toda persona es bienvenida y respetada siempre y cuando este ahí para apoyar al BVB, no importa su nacionalidad, etnia o estrato económico, tal fue mi caso como espectador foráneo. 

Les recuerdo seguirme en mi cuenta de Instagram @arteagadfc con el fin de estar enterados de futuras publicaciones.


Signal Luna Park:




Fotografías propias.

sábado, 9 de abril de 2016

COTTBUS

COTTBUS



Después de volar desde mi ciudad natal a Bogotá, 10 horas de vuelo a Madrid, 5 horas de espera en el aeropuerto de Barajas, otras 3 horas de vuelo hacia Berlín, 3 horas entre trenes locales de la capital alemana y finalmente el que me trajo a mi destino final, he llegado a Cottbus, Alemania. 

¿Mi primera impresión?, una sensación bastante agradable; el invierno esta terminando y la llegada de la primavera pone a todos los alemanes de buen humor, esta época del año tiene una temperatura que oscila entre 4ºC y 15ºC, bastante frío para un colombiano acostumbrado al clima tropical, pero esto no me ha impedido disfrutar de los buenos paisajes y la bonita arquitectura. Al llegar a Alemania con el fin de matricularme en su sistema nacional de educación superior, los trámites legales necesarios, tanto en la universidad como en la ciudad, son tediosos y algo rigurosos para un estudiante internacional. 


Es necesario registrarse en la ciudad con el fin de aparecer en su base de datos para la extensión de la visa y recibir una identificación la cual me acredite como un residente legal de la República Federal de Alemania. Se debe contar con un seguro médico y con una cuenta de banco, este punto es muy importante porque a través de la cuenta se realizan todas las transacciones bancarias tales como pago de matricula universitaria, arrendamiento, telefonía celular e incluso compras por Internet. A diferencia de Colombia, las tarjetas de crédito se limitan a entidades comerciales como tiendas de ropa y restaurantes de cadena; instituciones del estado como la universidad o la entidad que presta el servicio de residencia a los estudiantes, no aceptan tarjetas de crédito.

Cottbus es una ciudad pequeña, personalmente la llamo un "pueblito europeo", sus establecimientos se cierran las 8:00pm, los viernes y sábados se trabaja solo hasta la 1:00pm y los domingos es un pueblo fantasma, todo se encuentra cerrado y las personas en sus calles son bastante escasas. Espero en los próximos días tener la oportunidad de recorrer la ciudad, sin el afán de las diligencias que tenía por hacer en mi primera semana de esta "etapa alemana" de mi vida.

La universidad donde tomaré mis clases es la Universidad Tecnológica de Brandeburgo, de acuerdo con las referencias escuchadas, ocupa el cuarto puesto a nivel nacional y su imponente biblioteca fue premiada en el 2007 como la mejor biblioteca del mundo. 

Dato curioso alemán: al ser católico se debe pagar un impuesto mensual, el cual es automáticamente descontado del sueldo.

No olviden seguirme en Instagram para estar enterados de próximas publicaciones: @arteagadfc 

Fotografías propias.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Museo de Arte Moderno BOG.

Museo de Arte Moderno BOG.


El arte moderno no es del gusto de todos, hay quienes prefieren técnicas de antaño como el oleo sobre lienzo o se aferran a otras más milenarias como la acuarela. Sin embargo, hoy en día el arte moderno es el encargado de plasmar acontecimientos actuales; tal es el caso de la exposición: "Atopía, migración, legado, ausencia de lugar." Actualmente presentada en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO. 

Originaria de Vienna, Austria, la exposición plasma como los artistas han lidiado con las problemáticas migratorias alrededor del mundo, pero más allá de la simple migración, como lo explica el texto en la entrada del museo, Atopía muestra como los artistas han plasmado las ideas de lugar, geografía, legado, tradición, cruce de frontes nacionales, culturares y sociales. Para el caso de la parte de la exposición que llegó a Colombia, los artistas a exponer son en su mayoría latinoamericanos, con el fin de que la exposición generara un vínculo más estrecho con los visitantes del Museo de Arte Moderno de Bogotá. 

Personalmente, si me preguntan lo que me gusta del arte moderno, sin duda alguna hago alusión a la oportunidad brindada por parte de los artistas al público, de interactuar con sus obras. Tal es el caso de una pared llena de manillas con deseos de 60 personas encuestadas al azar en las calles de Brasil, donde uno puede tomar una manilla y en el agujero que queda vacío poner un papel con un deseo personal. 


Para aquellos con un sexto sentido del arte más desarrollado, una forma de interactuar es leer expresiones, ya sea en una fotografía o auto-retrato sobre lienzo al oleo, tal vez incluso en las caras de unas marionetas, calaveras de cartón o simples carteles, todos estos trabajos hechos a mano.



Las obras para interacción con el publico van desde una pared en la cual se proyectan una serie de fotografías donde se podían formar sombras y el publico puede tomar sus propias fotos, hasta una pared en explosión en la cual se puede caminar a través de partículas de concreto volando por el aire.




Los museos son una gran oportunidad para conectarse con el espíritu, para recordar el lado amable y sensible de las personas, pues todos aquellos que se encuentran allí reunidos no necesariamente tienen que ser fieles seguidores del arte para admirar la calidad en la forma de plasmar sentimientos como lo hacen los artistas. Los sentimientos de furia, decepción, alegría, desamor o enamoramiento, son plasmados por los simples mortales con un ceño fruncido, una depresión o discusión. Pero los artistas, quienes personalmente no considero simples mortales, lograron elevar sus almas al punto tal de desarrollar una sensibilidad profunda, lo cual los lleva a expresar sus sentimientos mediante exquisitas obras de arte.

Recuerden seguirme en Instagram para estar enterados de futuras publicaciones: @arteagadfc